Skip to content

Base Naval de Mar del Plata

27 abril, 2010



Foto: Rodrigo Alejandro Sanz

Historia
La Base Naval de Mar del Plata (BNMP) es un asentamiento militar de la Armada Argentina, sita en el Puerto de la ciudad de Mar del Plata, situado en la provincia de Buenos Aires, 38°02′″S 57°32′″O / Expresión errónea: operador / inesperado, Expresión errónea: operador / inesperado; a 400 km de la ciudad de Buenos Aires, con acceso vial por la Autovía Ruta Provincial 2.

El puerto de Mar del Plata, además, tiene dos sectores: Sur y Norte.

El “Sector Sur” es comercial, con tres espigones:

* ultramarino: espigón 3
* local: espigón 2
* pescadores: espigón 1

El “Sector Norte” es un muelle de pasajeros sobre la escollera norte, continúa con la “Base Militar de Submarinos en “Dársena f”, luego la ex “Base de Aviación Naval”; y un área de anclaje para barcos deportivos protegidas ambas por el espigón 4.
La estratégica posición del hoy llamado “Cabo Corrientes” poseía ya un capítulo en la tradición naval de la historia grande de libertad e independencia de la República Argentina. Fue frente a estas mismas costas, que el día 30 de octubre de 1826 el entonces jefe de la Escuadra Nacional, Almirante Guillermo Brown, en cumplimiento de las órdenes impartidas por el Gobierno nacional, reúne a su escuadra con la corbeta “Chacabuco” comprada a Chile y se dirige resuelto, junto a Tomás Espora y Leonardo Rosales (héroes de los combates de “Los Pozos” y “Quilmes”) hacia el Río Uruguay y frente a la Isla del “Juncal” el 8 de febrero de 1827 vence a las fuerzas navales brasileñas al mando del Comandante Senna Pereyra, quien rindió su espada al capitán Francisco Seguí. Argentina cuenta con casi 4.500 kilómetros de litoral marítimo y el Mar Argentino duplica, casi en superficie, a su extensión continental e insular, pero sus aguas y geografía no han facilitado extender la instalación de puertos a lo largo de todo ese litoral. Desde Viedma hacia el sur, llegando a Ushuaia, la amplitud de las mareas llega casi a los 14 metros. De allí la importancia estratégica de la Base Naval Mar del Plata y la Base Naval Puerto Belgrano (Punta Alta) para la custodia y defensa de nuestro sector bonaerense y patagónico fueguino. Una visión histórica permite dar a estos hombres y hechos el lugar de pioneros que se merecen. Entre ellos encontramos en la Armada, más allá de la presencia del Almirante Brown en 1826 al capitán D. José Pezzolo, quien el año de 1845 efectuó las primeras observaciones y cálculos para la construcción del puerto en la Ensenada de la Estancia Laguna de los Padres. En 1874 se instala el primer médico en la zona, Dr. Guillermo Bay Ley proveniente de la Armada, luego doce años después, el primer farmacéutico, Hilario Amoedo, también oficial de la Marina. En el año de 1898 el Presidente de la República, General Julio Argentino Roca, dispuso que desfilen 47 buques frente a las costas marplatenses. En 1891 se inaugura el Faro de Punta Mogotes, siendo director de la obra el Capitán de Fragata Alfredo P. Iglesias, designándose capitán del faro al Sr. Müller. En 1897 se instala el laboratorio marítimo a cargo de la Armada. Entre los años 1914/15 el Capitán de Fragata Vicente Ferrer, fue integrante de la subcomisión que efectuó sondajes y estudios del litoral marítimo de la Provincia de Buenos Aires. El 1 de diciembre de 1924 se entregaron en Mar del Plata las “Alas” a los pilotos aviadores navales y pilotos de hidroaviones, egresados del 1° curso de la Escuela de Aviación Naval. Todos estos antecedentes, sumados a la pujanza y modernidad de la ciudad de Mar del Plata, junto a la necesidad de dotar a la Armada Argentina de un arma decididamente estratégica y proveerla de un apostadero y facilidades operativas, fueron sin dudas, los factores que alentaron al entonces Ministro de Marina, Manuel Domeq García para gestionar y obtener la Ley Nº 11.378 sancionada el 29 de septiembre de 1926, por la que se autorizaba a la compra de dos grupos de tres submarinos y la construcción de la infraestructura necesaria, en las tierras pertenecientes al gobierno, aledañas al Puerto de Mar del Plata. El 5 de octubre de ese mismo año, se efectiviza la presencia de personal de la Armada en la ciudad. Esta Ley fue la que dio origen a la Base Naval Mar del Plata y al Comando de la Fuerza de Submarinos (COFS). La empresa que tuvo la responsabilidad de convertir en realidad tan ansiado proyecto fue la Compañía de Trabajos Públicos de París y el 12 de febrero de 1928 a las 16 horas con la presencia del entonces Presidente de la República Marcelo T. de Alvear y del propio Ministro de Marina, D. Manuel Domeq García se inauguró el muro de atraque de la Dársena de Submarinos. El 3 de septiembre de 1933 arriban por primera vez a nuestra ciudad, los tres primeros submarinos adquiridos en Italia y queda formalmente constituido el Comando de la Fuerza de Submarinos.
Fuente:Wikipedia

Base Naval de Mar del Plata y su hitoria

Generaciones
• Primera Generación
En 1927 se firma con el astillero Franco Tosi de Taranto, Italia, el contrato para la construcción de un grupo de tres sumergibles y en Mar del Plata comenzó la construcción de las edificaciones de apoyo necesarias en tierra en el sector militar del puerto.

La orden general 103/928, bautizó a los submarinos “SANTA FE”, “SANTIAGO DEL ESTERO” y “SALTA”. La primera quilla se colocó el 25 de mayo de 1928, correspondiente al S-2; las del S-1 y S-3 fueron colocadas el 28 de mayo del mismo año.

El Comandante del “SANTIAGO DEL ESTERO” era el Teniente de Navío Dn. Rodolfo A. GONZALEZ y del “SANTA FE” el Teniente de Navío Dn. SAADI BONET. Un alto en el camino para reabastecerse, en Las Palmas, y la llegada a Buenos Aires en un viaje casi directo.

El 7 de abril de 1933 son recibidos en el km. 17 del actual canal de acceso al puerto de Buenos Aires. Las nuevas unidades de la Armada son recorridas y carenadas en el Taller de Mantenimiento de Dársena Norte, para luego seguir viaje con destino a su base junto al guardacostas “GENERAL BELGRANO”, que sería por largos años su buque madre.

El 3 de septiembre de 1933 arriban por primera vez a Mar del Plata, lugar donde sería su base definitiva y adonde tendría asiento la División Submarinos. A partir de esta fecha comienza la historia del “COMANDO DE LA FUERZA DE SUBMARINOS”.

Su primer Comandante fue el Capitán de Fragata Ramón A. POCH, y hasta que fueron concluidas las instalaciones en tierra, las tripulaciones vivían en el Guardacostas “GENERAL BELGRANO”.

Los TARANTINOS prestaron servicios hasta 1960, siendo el A.R.A “SANTA FE”, él ultimo en ser radiado, tras haber realizado más de mil inmersiones.

La orden general 103/928, bautizó a los submarinos “SANTA FE”, “SANTIAGO DEL ESTERO” y “SALTA”. La primera quilla se colocó el 25 de mayo de 1928, correspondiente al S-2; las del S-1 y S-3 fueron colocadas el 28 de mayo del mismo año.

El Comandante del “SANTIAGO DEL ESTERO” era el Teniente de Navío Dn. Rodolfo A. GONZALEZ y del “SANTA FE” el Teniente de Navío Dn. SAADI BONET. Un alto en el camino para reabastecerse, en Las Palmas, y la llegada a Buenos Aires en un viaje casi directo.

El 7 de abril de 1933 son recibidos en el km. 17 del actual canal de acceso al puerto de Buenos Aires. Las nuevas unidades de la Armada son recorridas y carenadas en el Taller de Mantenimiento de Dársena Norte, para luego seguir viaje con destino a su base junto al guardacostas “GENERAL BELGRANO”, que sería por largos años su buque madre.

El 3 de septiembre de 1933 arriban por primera vez a Mar del Plata, lugar donde sería su base definitiva y adonde tendría asiento la División Submarinos. A partir de esta fecha comienza la historia del “COMANDO DE LA FUERZA DE SUBMARINOS”.

Su primer Comandante fue el Capitán de Fragata Ramón A. POCH, y hasta que fueron concluidas las instalaciones en tierra, las tripulaciones vivían en el Guardacostas “GENERAL BELGRANO”.

Los TARANTINOS prestaron servicios hasta 1960, siendo el A.R.A “SANTA FE”, él ultimo en ser radiado, tras haber realizado mas de mil inmersiones.

• Segunda Generación

La Armada Argentina encara la renovación de la flota de la Fuerza de Submarinos, creada en 1953 bajo la Comandancia del Capitán de Navío Dn. Fernando MURO de NADAL. En esa época la fuerza estaba integrada por los tres TARANTINOS, la Corbeta “REPÚBLICA”, el Buque Taller “INGENIERO GADA” y el Remolcador “DIAGUITA”; el grupo de submarinos tenía por jefe al Capitán de Fragata Dn. Benjamín MORITAN COLMAN.

El 1º de abril de 1960 se firma un convenio entre la Armada de los Estados Unidos de América y la Armada Argentina, mediante el cual, los EE.UU. cedían a nuestro país dos submarinos de la clase Flota.

Estos buques fueron botados en 1945 y 1946, teniendo escasa participación en la Segunda Guerra Mundial.

Rápidamente los buques son puestos en servicio, recibiendo su bautismo con los nombres de “SANTA FE” y “SANTIAGO DEL ESTERO”, por disposición contenida en los BNP 347/60, y se los designa S- 11 y S- 12 por BNP 138/60 (Decreto Nº 1/939/60).

El primer comandante del S- 11 es el Capitán de Fragata Dn. Franco PANZERI, quien además es comandante de la División. El comandante del S-12 fue el Capitán de Corbeta Dn. Julio A. AUREGGI.

Los submarinos zarpan de San Francisco (EE.UU.) el 23 de septiembre de 1960, arribando a la BASE NAVAL MAR DEL PLATA el 30 de noviembre del mismo año.

El Comandante de la Fuerza era el Capitán de Navío Dn. Juan C. GONZALEZ LLANOS y el buque madre era la Corbeta “REPÚBLICA”.

Estos buques prestaron servicios en la Fuerza de Submarinos participando en numerosos operativos con la Flota de Mar y armadas extranjeras.

Cabe destacar su participación en Operativos Navales como el “UNITAS”, “CAIMÁN”, “SUPERMAN”, “SAYONARA”, “CAIO DUILIO” y ejercitaciones con la Armada de Perú a su regreso de reparaciones; que fueron ejecutadas en los EE.UU.. Esta generación fue radiada en 1971.

• Tercera Generación

Estos submarinos pertenecen a la Clase GUPPY, fueron botados en 1945, prestaron servicios para la Armada de los EE.UU, durante la Segunda Guerra Mundial. En 1971 fueron adquiridos por la Armada Argentina, la tripulación fue transportada en avión, su adiestramiento duró dos meses, zarpando el 13 de agosto de 1971.

El S-21 “SANTA FE” estaba al mando del Capitán de Fragata Juan C. MARTINEZ. El S-22 “SANTIAGO DEL ESTERO” tenía como comandante al Capitán de Fragata Dn. Juan C. MALUGANI.

El 13 de septiembre de 1971 arriban a la Base Naval, incorporándose a la flota de la Fuerza de Submarinos bajo el mando de Capitán de Navío Dn. Julio A. TORTI. El buque de salvamento con que realizaban operaciones era el Aviso “COMANDANTE GENERAL IRIGOYEN”, actualmente en servicio.

Estos nuevos buques prestaron servicio hasta 1982. Durante su permanencia realizaron numerosos operativos.

Es destacable la labor que cumplió el Submarino “SANTA FE” en la guerra de Malvinas; llevando buzos tácticos durante la primera operación, esta nave, fiel al legado del Almirante BROWN, cumplió su última misión en las Islas Georgias del Sur, donde fue hundido por su tripulación.

• Cuarta Generación

Después de la Segunda Guerra Mundial, el Arma Submarina avanzó a pasos agigantados. Para esa época se recibían en nuestro país las unidades de la Clase Guppy. En la República Federal de Alemania (1969) comenzaba la construcción de la Clase 209 o clase “Salta”. Los S-31 y S-32, “Salta” y “San Luis”, respectivamente. Estos nuevos buques comenzaron a construirse durante el segundo semestres de 1969, acordándose que serían trasladados a Buenos Aires en secciones. La fabricación se realizó en el Astillero Howaldtswerke de Kiel y, su terminación, o sea el soldado final de las partes y su alistamiento en TANDANOR.

La Clase 209 corresponde a un diseño de la firma I.K.L. de Lubek, basada en un diseño de menor envergadura construidos por esa firma. Las secciones son recibidas en el astillero nacional TANDANOR en 1972. La primera unidad se incorpora a la Fuerza de Submarinos en 1973, siendo Comandante el Capitán de Navío Juan C. Malugani. El “SAN LUIS” lo hace en 1974, siendo el Comandante de la Fuerza, el Capitán de Navío Juan A. Santoiani.

Esta modalidad de submarinos constituye un gran salto tecnológico, obligando a un mayor desarrollo logístico, que se concreta con la creación del TISU (Taller Aplicado de Técnicas Múltiples para Submarinos) en 1978, siendo su jefe el Capitán de Fragata Roberto Bernacchi. Actualmente el TISU se denomina Arsenal Naval Mar del Plata (ARMP).

El Submarino “SAN LUIS”, tuvo activa participación en la guerra de Malvinas, demostrando una vez más, el alto grado de preparación, pericia y valor que posee la Fuerza de Submarinos, a través de los hombres que combatieron en esa oportunidad, en que lograron burlar el gran bloqueo antisubmarino ejercido por la flota británica, situación que se ve reflejada al haber recibido la medalla al “Valor en Combate”.

• Quinta Generación

El “SAN JUAN” llegó un año más tarde, comandado por el Capitán de Fragata Carlos Alberto ZAVALLA, siendo comandante de la Fuerza de Submarinos el Capitán de Navío Dn. Héctor H. GONZÁLEZ.

Actualmente el Comando de la Fuerza de Submarinos está integrado por los siguientes submarinos: “SALTA”, “SANTA CRUZ”, “SAN JUAN”, y la “AGRUPACIÓN DE BUZOS TÁCTICOS”, que sumados a las dotaciones de personal militar y civil insertos en la BASE NAVAL MAR DEL PLATA, se encuentran completamente abocados al servicio de la Nación, integrados completamente a la ciudad que los vio nacer.

• Origen del Arma Submarina

Según el historiador Angel J.Carranza, que en el primer tomo, capítulo 10 de su obra: “Campañas Navales de la República Argentina” narra lo siguiente:…”En los albores de la Independencia llega al Río de la Plata el comerciante Samuel W. Taber, este hombre se identifica con la Revolución de Mayo y presenta a la Junta de Gobierno los planos de una máquina submarina. Aceptada su oferta la Junta nombra una Diputación constituida por Cornelio Saavedra y el Coronel Azcuénaga con el fin de estudiar el proyecto. Siendo este aprobado, se le ordena a Taber la construcción del mismo, negándose éste a recibir dinero por anticipado, iniciando el trabajo con fondos propios. En 1811, Taber, fue tomado prisionero por los españoles, que lo liberan en julio de ese mismo año. Retoma así su proyecto y pide autorización para realizar una serie de pruebas en Ensenada de Barragán. Taber fallece en 1813, y con su muerte no sólo se desvanece el proyecto sino que tampoco quedan indicios de las pruebas efectuadas.”

De la llamada “Escuadra de Sarmiento” formaban parte los monitores “Los Andes” y “El Plata”, naves que eran sumergibles. Poseían dos cascos, uno externo y uno interno unidos por compartimentos inundables, que podían evacuarse rápidamente mediante bombas de achique. La coraza recubría el casco externo y al entrar en combate se inundaban sus tanques quedando su cubierta principal a sólo 20 cm. de la superficie, sirviendo de protección a la parte sumergida ofreciendo poco blanco al enemigo al presentar gran parte de su estructura oculta.

En 1891 el Ingeniero Civil Jorge Bolthauser proyectó la construcción de un submarino experimental ofreciéndoselo a la Armada luego de un minucioso estudio. Se rechazó la posibilidad de su construcción con los medios existentes.

En 1904 el Ingeniero Teobaldo Ricaldoni, físico de gran prestigio, planea y construye un prototipo de submarinos, basado en la variabilidad de flotación por el cambio de volumen de la embarcación, y no por el peso del sumergible. Efectuaría experiencias con el modelo en escala reducida, pero dificultades económicas le impiden construir el modelo original.

En 1917 los Tenientes de Fragata Francis Lajous, Osvaldo Repeto, Eduardo Ceballos y Vicente Ferrer, cursan estudios sobre submarinos en los Estados Unidos de Norte América, interviniendo posteriormente en las pruebas y recepción de unidades adquiridas, además de ejercer como instructores de planas mayores durante la primera Guerra Mundial. En reconocimiento a la capacidad profesional y abnegación demostrada en las misiones encomendadas, el Congreso de los E.E.U.U. les otorga la “Victory Medal” por los servicios prestados a la Marina de Guerra de los Estados Unidos durante el conflicto bélico.

• Antecedentes Navales en Mar del Plata

El 3 de septiembre se conmemora el aniversario del asentamiento definitivo del Arma Submarina en la Base Naval Mar del Plata. Pero sus raíces penetran mucho más hondo en la historia del lugar. La Base Naval es un símbolo de aquellos valientes que con frágiles embarcaciones, navegando entre bajofondos traicioneros frente a las costas bajas y sin abrigo del temporal, salvaron a Mar del Plata del asfixiante abrazo del desierto y la incomunicación.

Una visión histórica permite dar a estos hombres y hechos el lugar de pioneros que se merecen. Entre esos valientes encontramos en la Armada nombres como el del Almirante Guillermo Brown que, en 1826, esperó el arribo de su flota que venía de Chile.

Fue el Capitán José Pezzolo, quien en el año 1845 efectuó las primeras observaciones y cálculos para la construcción del puerto en la ensenada de la estancia Laguna de Los Padres.

En 1874 se instala el primer médico en la zona, Dr. Guillermo Bayley proveniente de la Armada, doce años después, el primer farmacéutico, Hilario Amoedo, también Oficial de nuestra Marina.

En el año 1898 el Presidente de la República, General Julio Argentino Roca, dispuso que desfilaran 47 buques frente a las costas marplatenses. En 1891 se inaugura el Faro Punta Mogotes, siendo director de la obra el Capitán de Fragata Alfredo P. Iglesias, designándose Capitán del Faro al señor Muller.

En 1897 se instala el laboratorio marítimo a cargo de la Armada.

En los años 1914 y 1915, el Capitán de Fragata Vicente Ferrer, fue integrante de la subcomisión que efectuó sondajes y estudios del litoral marítimo de la provincia de Buenos Aires.

El 1º de diciembre de 1924 se entregaron en Mar del Plata las “Alas” a los pilotos aviadores navales y pilotos de hidroaviones, egresados del 1º curso de la Escuela de Aviación Naval. En el año 1928 se inaugura el muro de atraque de la Dársena de Submarinos.

Decimos que el 3 de septiembre se conmemora el aniversario del asentamiento del Arma Submarina, si bien, la Armada está presente en estas costas desde el mismo momento de la fundación de la ciudad, en 1874.

Buzos Tácticos

La Agrupación de Buzos Tácticos, creada en el año 1952, es la pionera en la formación de Fuerzas Especiales, tanto en el país como en toda América del Sur.

En aquellos tiempos un grupo reducido de buzos tácticos tenía su asiento en el buque de desembarco A.R.A. “San Bartolomé”; años más tarde se creó la segunda Agrupación en la Escuadra Naval del Plata, hasta que en el año 1966 ambas agrupaciones se fusionaron, creando la actual Agrupación de Buzos Tácticos, con apostadero en la Base Naval Mar del Plata, dependiendo del Comando de la Fuerza de Submarinos.

Este tipo de Fuerzas Operativas Especiales, tiene entre otras tareas, en una hipotética situación de conflicto, la de incursionar en costas enemigas con el fin de obtener información para posteriores desembarcos.

Para el cumplimiento de estas y otras variadas misiones, la “Agrupación de Buzos Tácticos” utiliza diferentes plataformas de proyección: submarinos, aeronaves y unidades de superficie.

Su personal altamente capacitado como: Buzo de Combate, Paracaidista, Especialista en Explosivos y Andinista, está entrenado para operar en terrenos particularmente hostiles y en situaciones de las más adversas.
Fuente: Armada Argentina

About these ads
No comments yet

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 115 seguidores

%d personas les gusta esto: