Skip to content

La Capital (Mar del Plata)

29 abril, 2010
by

La Capital de Mar del Plata, es un diario argentino que se publica en esa ciudad de la provincia de Buenos Aires. Fue fundado por Victorio Tetamanti el 25 de mayo de 1905, es dirigido por Florencio Aldrey Iglesias. Se trata de la institución privada más antigua de la ciudad.

Historia

El diario surgió a partir de una iniciativa de un grupo de personas del Partido Conservador de Buenos Aires encabezados por el ingeniero Victorio Tetamanti, administrador general de la estancia que Miguel Alfredo Martínez de Hoz poseía en Chapadmalal, con el fin de apoyar la gestión de su empleador como Comisionado de Mar del Plata, cargo en el que fue designado por el gobierno provincial en 1903.

El grupo de gestión inicial, dirigido por Tetamanti, estaba integrado por Arturo Alió, Ricardo Davel, Eliseo Parada y Carlos Alberto Mas Acevedo. Fue Ricardo Davel quien propuso el nombre, con la idea de promover a Mar del Plata como modelo de ciudad y capital de la provincia de Buenos Aires, partiendo de la base que la cercanía de La Plata con la Ciudad de Buenos Aires, era un elemento determinante para desplazarla como capital provincial. El proyecto fue viable a raíz de un préstamo del Banco de la Nación Argentina. El primer ejemplar fue impreso el día 25 de mayo de 1905.


La Capital, sitio web oficial.

http://www.lacapitalmdp.com/


No se dispone de una resolución más alta.
Portada-LaCapital-MardelPlata-25May1905.jpg‎

Fuente:Wikipedia

Camino al Bicentenario: 100 años de turismo en Argentina

La Secretaría de Turismo de la Nación organizó una muestra histórica titulada: “100 años de Turismo Argentino”. La misma se llevará a cabo hasta el 20 de enero en el mítico Hotel Provincial de la ciudad de Mar del Plata y luego recorrerá durante dos años el resto del país. Se estima que estaría en El Calafate del 5 al 13 de abril. Desde su inauguración la exposición ha sido todo un éxito.

Por Antonio Torrejón – Colaborador Especial.

100 Años de Turismo Argentino es una exposición gráfica que rememora, a través de una línea cronológica, los hechos turísticos más importantes de nuestro país desde 1907 y se complementa con dos audiovisuales de multivisión digital, donde la multiplicidad de imágenes simultáneas generan una síntesis inédita que presenta a los personajes y acontecimientos que marcaron la historia de nuestro turismo durante un siglo.

En una nota publicada por el diario La Capital, de Mar del Plata, puede leerse: “EL ESPECTACULO MAS VISTO DE MAR DEL PLATA EN LA TEMPORADA DE VERANO 2008 es 100 años de TURISMO ARGENTINO en el Hotel Provincial”. Luego de un fin de semana, la Muestra Histórica superó la visita de 5.342 espectadores, con un lunes de 3.287 visitantes, en esta repetición de interesados, estamos ante un espectáculo record para la ciudad más preciada para la presentación de eventos, productos o mensajes del verano Argentino. La Secretaria de Turismo de la Nación es el productor de este espectáculo y se encuadra dentro de lo pedagógico, con la idea de crear en el país, por la vía del conocimiento, una mayor conciencia valorativa del turismo, contribuyente a una sensibilización con la historia, tanto la sectorial como la nacional, que nos lleva al Bicentenario de la patria: el 25 de mayo de 2010.
Entender lo que fue para comprender lo que es
El Secretario de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, desde la oficialización de este programa, el 14 de marzo de 2007, clarificó que “esto se llevaba a cabo con el objetivo principal de que los Argentinos tomemos conciencia de la importante historia de este sector, contribuyente a la colonización y proyección del país”. Todos necesitamos conocer la historia, honrar a sus protagonistas y tomar conciencia de la importancia de esta genuina actividad: En numerosas ocasiones hemos escuchado las frases: “el turismo es una fuente generadora de empleos”, “el turismo genera divisas” y también que “el turismo nos beneficia a todos”, pero pocas veces nos explicaron las cuestiones humanas y la de sus fundadores.
El turismo realmente es una importante actividad social y económica que requiere de nuestra participación y una aptitud diferente para su desarrollo. La actividad turística encuentra en nuestro muy diverso y fascinante patrimonio natural y cultural su principal detonador. Este patrimonio está compuesto por nuestras playas, bosques, zonas arqueológicas, museos, gastronomía, etc. Pero hay que destacar el factor humano. Es decir, nuestros abuelos y padres, junto a nosotros mismos, ya que somos las personas las que le damos vida al turismo, ya sea como turistas o como anfitriones. Diversos autores analizaron este tema y dieron sus propias definiciones sobre la Conciencia Turística, los cuales coinciden en considerarla como un estado mental positivo, orientado a la conservación de los bienes y servicios turísticos, y a establecer contactos favorables con su entorno (turistas, vecinos, compañeros de trabajo).
En otras reflexiones se menciona la falta de educación y cortesía, deshonestidad e indiferencia para con el turista. Esto limita el concepto de Conciencia Turística y se llama la atención sobre este punto, pues se destaca la necesidad de darse cuenta que se está actuando mal. Es así que al hablar de la Cultura Turística estaremos haciendo referencia a la participación de las personas en la búsqueda de mejores condiciones para hacer posible la actividad turística, lo que implica el compromiso de conocerla para contribuir a su fortalecimiento y poder obtener de ella los beneficios que es capaz de generar, dedicándole la atención necesaria para convertirla en la actividad sustentable que debe ser.

Globalización: un mundo competitivo
Para dar inicio a este breve racconto, queremos compartir esta frase. “No se puede querer lo que no se conoce”. En las últimas décadas en todo el mundo se han dado grandes cambios de índole social, económica, política y tecnológica. En turismo también ha evolucionado: la oferta, la que se ha desarrollado considerablemente en el transcurso de los últimos cuarenta años. En 1970 se contaban 40 países considerados como destinos turísticos. hoy podemos nombrar más de 140.
Ante la globalización y el desarrollo de los medios de comunicación, el turista nacional e internacional tiene acceso a más y mejor información sobre destinos, experiencias y posibilidades para hacerlo. Por eso mismo, hoy más que nunca: demanda servicios y experiencias de la más alta
calidad y a un precio competitivo. La calidad de la vivencia del visitante está en relación a su satisfacción plena, derivada de una experiencia única que se integra por servicios personalizados y
eficientes y una real interacción con la cultura de la comunidad receptora. En ese sentido, ante una
competencia cada vez más agresiva y numerosa entre destinos que aspiran a ser la mejor alternativa para los visitantes, lo que hace la diferencia, (recuerda L. Boto) es la calidad de la atención recibida. Queda en evidencia una necesidad: desarrollar ofertas diferentes en las que el contar con hombres y mujeres con preparación, vocación y actitud positiva que anima y otorga a la propuesta el sentido de calidad que el turista espera recibir.
Con el término de Calidad no sólo hablamos en términos de profesionalización, sino también de calidad humana. Calidad y Calidez son entonces los principales factores para ser competitivos en el sector turístico. La Calidad, vista como una condición indispensable, consistente en hacer bien las cosas desde la primera vez. La Calidez, en cambio, depende sobre todo de la condición hospitalaria de los anfitriones. Nuestro objetivo principal está dirigido a coadyuvar en el cumplimiento del siguiente eje rector de la política turística: Tener turistas plenamente satisfechos. Para ello las comunidades deben participar en un proceso de aprendizaje que les permita estar mejor preparados para:
· Comprender e Identificarse, ya que no hay destinos diferentes con gente Indiferente (M. Ghandi). La Cultura Turística involucra una espiral creciente que gira hoy en torno al desarrollo sustentable. A partir de la difusión de conocimientos y valores, se generan actitudes que se manifiestan en una mejor comprensión del turismo y sus implicaciones, y a la valoración y a la adecuada administración del patrimonio natural o cultural turístico. Esto trae consigo la integración de una oferta de servicios diversificada, adaptable al medio y a la identidad de los anfitriones, que permitirá atender con más eficiencia al visitante, lo cual puede propiciar mayores corrientes de turistas.
· Los beneficios de diversa índole generados por este proceso favorecerán la consolidación de productos y destinos turísticos, y por ende la sustentabilidad para las comunidades.

· La gran tarea es la de relacionar a los diferentes sectores de la sociedad, la Civil (ONGs, entidades intermedias, Área académica), la Comercial (iniciativas privadas) y del Estado (Nacional, Provincial y Municipal), para que se constituyan como promotores de una mayor sensibilización Turística.
Algunos antecedentes
Uno de los más antiguos es el concepto de Hospitalidad, que data desde los comienzos de nuestra civilización. La historia refiere que los antiguos pueblos prehispánicos solían abastecer sus casas para proveer de alimentación y hospedaje a los viajeros, como una muestra de buena acogida y recibimiento, principalmente por el alto aprecio que tenían por los sacerdotes y comerciantes. Con el paso del tiempo la actividad turística se ha desarrollado en diversas formas (turismo de negocios, turismo de salud, turismo de aventura, rural, etc.), modificándose en algunos casos los motivos del viaje o los medios para hacerlo. Por las condiciones actuales resultaría difícil que todos los viajeros fueran recibidos en forma gratuita, aunque sí es posible que sean recibidos de manera cortés, recordable. La Hospitalidad es un concepto que no se perdió a lo largo de la historia y se ha convertido en una característica de los pueblos latinoamericanos. En la historia del desarrollo del turismo en Argentina se han realizado importantes esfuerzos con el fin de involucrar a la sociedad en el conocimiento de las implicaciones del turismo.

Cumple 100 años el diario La Capital de Mar del Plata
Fuente:Jueves 29 de Abril
Infobae.com

Hoy hace exactamente un siglo que se imprimía por primera vez este periódico destinado a una población de diez mil personas estables en la ciudad balnearia

Victorio Tetamanti, un italiano comprometido con el desarrollo de la ciudad fue su fundador. El nombre proviene de la fuerte puja de intereses que había en ese momento con la ciudad de Bahía Blanca, con la que se disputaban “la capital” de la nueva provincia que se pensaba crear en el sur de Buenos Aires.

La primera oficina funcionó en Luro y Córdoba, luego sufrió varias mudanzas inclusive funcionó en un edificio ubicado en Hipólito Yrigoyen entre Alberti y Rawson, donde se acaba de inaugurar la biblioteca y el museo del centenario.

En enero de 1983, Florencio Aldrey Iglesias asume como director y traslada al diario a la moderna planta editora de Champagnat y Alberti, que queda inaugurada el 12 de octubre de 1983.

Desde sus inicios ha progresado no sólo en calidad y contenidos sino también en tecnología de última generación, publicó hoy el matutino.

Hace tres años ingresó también al mundo de Internet, donde se lo puede leer en la web http://www.lacapitalnet.com.ar y el 2 de enero de 2000 La Capital cambia su formato por el de tabloide.

Historia del diario LA CAPITAL
Cuando el 25 de mayo de 1905 salió a la calle el primer ejemplar de
LA CAPITAL, se concretaba un anhelo personal y comunitario de Don Victorio Tetamanti. Este inmigrante italiano tenía entonces 24 años de edad y no sabía mucho de periodismo, pero era apasionado por todo aquello que fuera nuevo y que significara un desafío.

A apenas 31 años de su fundación, la ciudad de Mar del Plata tenía una población, entre urbana y rural, inferior a los 10.000 habitantes. Los únicos medios periodísticos locales, todos de vida efímera, eran apenas hojas sueltas que se publicaban sólo en verano, cuando concurrían unos 20.000 turistas, y estaban a cargo de personas no residentes en la ciudad.

El origen del nombre LA CAPITAL está relacionado a que por ese entonces se proyectó dividir en dos la provincia de Buenos Aires, siendo las ciudades candidatas Bahía Blanca y Mar del Plata. El proyecto no prosperó y el sueño de los marplatenses quedó impreso en la denominación de su primer diario.

Los comienzos de LA CAPITAL fueron sencillos y humildes: una sola hoja y dos páginas, donde con mucho sacrificio se plasmaban las novedades locales, nacionales y extranjeras. Con el tiempo y sumando progreso técnico, el diario incorporó más páginas y mejores métodos de impresión, hasta que la crisis de los ’30 “congeló” ese crecimiento. Pero ello no duró mucho tiempo.

La “segunda fundación” del diario estuvo a cargo de Don Tomás Stegagnini, quien a muy tierna edad, en 1917 y de la mano de Tetamanti, ingresó a la redacción del diario, que se ubicaba en San Martín entre Santiago del Estero y Santa Fe.

Se sucedieron numerosos directores (el primero de ellos fue Ricardo Davel), de escasa duración, hasta que avanzados los ’30 el mencionado jovencito, ya un señor maduro, se encontró siendo director-propietario de LA CAPITAL. Stegagnini infundó gran empuje al alicaído diario y lo erigió en uno de los más importantes del interior del país, incorporando la más moderna tecnología de la época y una información completa e independiente, algo que no era común entonces, ya que diarios y periódicos acostumbraban a responder a determinadas orientaciones políticas.

Cuando en 1961 fallece Stegagnini, el diario queda unos años a cargo de un grupo empresario que mantiene todo lo conseguido por el refundador, agregando en los ’70 (bajo breves conducciones de varios directores) nuevos sistemas de composición e impresión que mejoraron la calidad de las ediciones. En esos años hacía tiempo que redacción y talleres se hallaban instalados en el edificio de La Rioja entre Rawson y Alberti, y ya con miras a una mudanza hacia la actual ubicación, que recién se concretó cuando LA CAPITAL fue fundada por tercera vez.

Esta tercera fundación estuvo a cargo de su actual director-propietario, Don Florencio Aldrey Iglesias, quien ingresó a la empresa como socio mayoritario en 1983 hasta que, poco tiempo después, quedara totalmente a cargo del diario, al cual modernizó y lo puso a la altura de los mejores del país.


Con Aldrey Iglesias LA CAPITAL pasó a ser de un simple diario a una gigantesca empresa multimedios, al ir incorporando las radios LU6 y FM Latina, Canal 2 y los diarios “La Prensa” de Buenos Aires, “La Voz de Tandil”, “La Voz de Villa Gesell y Pinamar” y la edición internet.

Esta diversidad de expresiones periodísticas, recreativas y de animación implican un liderazgo de Editorial La Capital en el sudeste bonaerense, como también una presencia importante en el contexto nacional. Con Aldrey Iglesias llegarían las PC, los archivos digitales, la impresión color, la comunicación vía satélite. Y con su brillante conducción empresaria, digna de un piloto de tormentas, LA CAPITAL aún flota en medio de una crisis económica sin precedentes en la historia nacional, brindando día a día la información veraz e imparcial que sus lectores requieren en estas épocas de confusión y desaliento.

COMO SE HACE LA CAPITAL

Desde que la noticia llega a las pantallas hasta que el diario es preparado para su distribución, son varios los procesos por los que se pasa. Se procesa la información y se la incorpora a la sección correspondiente –Actualidad, Política, Exterior, Economía, Deportes, Espectáculos, Cultura, entre otras–, en cada una de las cuales se evalúa su importancia, lo cual dará su ubicación en las distintas páginas.

La distribución de las páginas se realiza cotidianamente a través de la dirección del diario, la cual asigna la cantidad de páginas de cada sección luego de evaluar la calidad y cantidad de las noticias a publicar. Posteriormente, cada encargado de sección, junto a su equipo, investigará las noticias, las ampliará y producirá las notas que se requieran para su conformación final. Luego cada información pasa por el departamento de Diagramación donde se cuida su estética gráfica en cada página y donde se dan cabida al material fotográfico y los avisos publicitarios. Esa página y su material pasa por el departamento de Corrección desde el cual se remite a regencia de Taller, paso anterior a tratamiento final en la sección de Armado, de la cual –previos procesos técnicos– pasará a la rotativa, de la cual sale el ejemplar listo para ser distribuido a quioscos locales y corresponsalías zonales.

About these ads
No comments yet

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 115 seguidores

%d personas les gusta esto: