Saltar al contenido

Reseña Historica.

19 marzo, 2010

Corría 1951 cuando un grupo de jóvenes y entusiastas cirujanos comienza a delinear, en informales reuniones, la que en 1952, con su estatuto recién redactado y publicado, se llamaría: Sociedad de Cirujanos de Mar del Plata. Fue en la vieja Confitería “Jockey Club”, cita en San Martín y Santiago del Estero, donde los Dres. Jorge Reales, Rafael Benito de Diego y Mariano Villareal, comenzaron esa empresa que hoy, 50 años después, llena de orgullo a la comunidad médica marplatense. Fuertemente influenciados por dos escuelas quirúrgicas, la de los Dres. Enrique y Ricardo Finochietto los dos primeros y la del Dr. Federico Christmann el último, y atraídos por este bendito suelo y sus maravillosas costas, dieron inicio, modesta pero firmemente y con tesón a esa empresa que continuamos en estos días intentando seguir la ruta trazada por tan nobles y jerarquizados pioneros.

El origen de la cirugía local, se confunde con los inicios de nuestra ciudad, aún antes de ser Mar del Plata. Fue a poco de inaugurado el saladero por Don José Coelho de Meyrelles entre las actuales calles 25 de Mayo a Luro y de Corrientes a San Luis allá por el año 1857, que llegó el primer médico cirujano a estos lares. De origen escocés y luego de prestar servicios en los buques de guerra incorporados a la Escuadra de la Provincia y con un certificado extendido por Manuel de Escalada el 9 de julio de 1853, agradeciéndole los servicios prestados, el Dr. Guillermo Bailley ejerció su profesión en aquella modesta población del “Puerto de la Laguna de los Padres” que pasó a ser Mar del Plata recién en 1874. Su deceso se produjo el 2 de septiembre de 1880, a los 74 años de edad.

Mar del Plata crecía y por iniciativa de un grupo de damas, encolumnadas detrás de las Sras. Inés M. De Adrán y Pascuala Mugaburu, como presidenta y secretaria respectivamente de la entonces Sociedad de Beneficencia de los Pobres, solicitan al intendente don Clemente Cayrol, la autorización para la apertura de lo que sería el primer hospital de la ciudad. Ubicado en la esquina de las calles La Rioja y 25 de Mayo, al mismo se lo llamó Casa de Socorro y fue inaugurado el “15 y 16 de agosto de 1891 a las 2 PM”. La piqueta del progreso demolió esta casa en noviembre de 1976.

Luego de un fallido intento por hacer un hospital para la ciudad a poco de su fundación por Don Patricio Peralta Ramos, en febrero de 1874, toma la posta don Victorio Tettamanti y es el principal impulsor de la creación del hospital Mar del Plata, hoy Hospital Interzonal Materno Infantil, más por todos conocidos como el “viejo Hospital Mar del Plata”. Su origen se remonta a fines de agosto de 1902, en reuniones que se realizaban en su casa de la calle 25 de Mayo 3145 y en el “Gran Hotel” de la calle San Martín. Su inauguración estaba prevista para febrero de 1908, pero un infortunado accidente ferroviario a la altura de la ciudad de Vivoratá, obligó a su urgente apertura el 28 de junio de 1907. Es, en este centro asistencial, donde comienza la actividad quirúrgica de nuestra ciudad.

Mar del Plata cambia vertiginosamente de fisonomía; se convierte en polo de atracción nacional y acoge a gran número de profesionales. Curiosamente llegó a tener nuestra ciudad, un Hospital que desarrollaba su actividad durante el verano; cito en la calle Independencia y 3 de Febrero; en el se atendían las familias de Buenos Aires que venían a pasar sus vacaciones en estas playas. En esta época de oro, de elegantes “chalets”, de grandes dimensiones y lujosa decoración, a Mar del Plata llegaban también los médicos de Buenos Aires, muchos de ellos profesores de la Facultad de Medicina para atender a sus pacientes que por aquellos días, pasaban tres meses (o más) de vacaciones.

Con un importante y entusiasta marco de concurrencia, el primer curso de cirugía experimental en animales, se desarrolló en un anexo de la Clínica Reales, cito en una hermosa casona de la calle Colón y Tucumán. Corría 1955 y el punto de encuentro era la calle Tucumán al 2211, los días viernes a las 21 y 30 horas”. El cirujano de cada sesión hacía una explicación teórica y mostración del instrumental a utilizar” durante las cirugías programadas a ese fin.

La creación de nuevas instituciones, centros como la (hoy desaparecida) Clínica Central, o Clínicas como: Modelo, Colón, Pueyrredón y 25 de Mayo; la apertura para la atención de pacientes a fines de 1961 del Hospital Regional, luego de aperturas y cierres y con una placa de fundación de abril de 1948, el hoy, Hospital Interzonal General de Agudos, marca otro punto de referencia en esta escueta historia; poco después es el Hospital Privado de Comunidad que abre sus puertas generando, junto con los anteriormente mencionados, el marco óptimo para el desarrollo de la actividad quirúrgica de la ciudad.

El calmo y solaz placer de revisar viejas páginas de esta historia, cuidadosamente atesoradas por quienes respetan el paso del tiempo, además de tener acceso a la misma en forma directa gracias a los lúcidos y pormenorizados relatos de uno de los gestores, el Dr. Rafael Benito deDiego, quien me honra con su amistad, enseña que siempre sufrimos penurias económicas, tristes y lamentables persecuciones políticas y vaivenes de todo tipo que acompañaron a la historia de nuestro país; a rescatar siempre, es el interés, el esfuerzo y la pasión puesta a lo largo de los cincuenta años de vida de nuestra institución por las distintas comisiones directivas y socios, preocupadas en desarrollar, promover y difundir la cirugía, actividad que amamos.

Con el correr de los años, muchos fueron los cirujanos que cimentaron un sólido prestigio tanto nacional como internacional; con la participación de los mismos y la comunicación de la importante experiencia desarrollada en nuestra ciudad, muchos nombres son recordados como guías en distintas latitudes de nuestro continente. Este fenómeno se consolida a principio de los años 90, con el advenimiento de la cirugía laparoscópica; con esta técnica y luego de fatigosas jornadas recavando y clasificando información es que presentamos la importante experiencia de una década de trabajo y, compararándola con la de centros, nacionales como extranjeros, obtuvimos elogiosos resultados.

La creación y desarrollo de diferentes especialidades como la cirugía hepato-bilio-pancreática, la cirugía coloproctológica, la cirugía del esófago-estómago y duodeno y el trauma, entre otras, llama a la creación de distintos capítulos que realizan reuniones mensuales sobre patología muy específica.

Los cursos de Cirugía en animales, básico y de avanzada, remedan por la moderna vía laparoscópica, a los realizados allá por la década del 50 por vía abierta o convencional; distinta técnica, igual pasión.

Actualmente la Comisión Directiva con amplitud de criterio y sensatez, da cabida a las inquietudes de las distintas especialidades, proporciona asesoramiento científico a los colegas de Mar del Plata y la zona, desarrollando una nutrida agenda sobre temas propuestos en su seno ; es en dichas reuniones y en un marco de camaradería que se presentan y discuten, a veces con vehemencia, casos problemas que intentan mejorar nuestra calidad de atención para quienes son nuestra única razón de ser: los pacientes. Ora directamente, o a través de nuestra página web, tratamos de establecer un directo contacto con la comunidad médica y población general, además de estar en fluido intercambio con los más selectos centros de referencia nacional e internacional.

Salvo el primer cirujano de Mar del Plata y los inquietos fundadores de nuestra Sociedad, he optado por no hacer nombres. Mucho debemos a muchos, pero es nuestra política actual, que el trabajo y esfuerzo grupal y las resoluciones tomadas, en acuerdo o en discenso, son los que han llevado a esta, nuestra querida sociedad a un sitial de reconocimiento en todas las áreas donde ella tenga ingerencia. Nuestro eterno agradecimiento y reconocimiento a quienes nos precedieron, a quienes les debemos todo lo que somos como sociedad y el compromiso ineludible con quienes nos sigan, para que continúen esta obra, que tantas satisfacciones nos ha dado. Para ellos, todo nuestro esfuerzo.

Dr. Juan Carlos Andreatta

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: