Saltar al contenido

Mar del Plata en la época del Peronismo

27 marzo, 2010

La “democratización” del balneario

En el cruce de los años 20 y 30, y en sintonía con los cambios económicos y sociales del país, lentamente el centro de veraneo aristocrático se fue “democratizando” con el acceso de nuevos grupos sociales que fueron modificando la índole del turismo. El golpe de Septiembre y la crisis de la década de 1930 no representaron ninguna valla para el camino abierto en la ciudad. Juan José de Soiza Reilly, observador privilegiado de los veraneos marplatenses, en sus habituales notas en Caras y Caretas afirmaba: “Mar del Plata se ha puesto al alcance de todos los bolsillos”, (1930).

Numerosos son los testimonios de este mundo cambiante. Unos pocos años antes, en los treinta y tras la meta “por la democratización del balneario”, diversas instituciones (como la Asociación de Propaganda y Fomento de MDP, la Asociación de la Intendencia, 1934/40, y Manuel Fresco en la gobernación.) tomaron iniciativas para democratizar socialmente el centro de veraneo. Entre muchas gestiones, se instrumento un sistema de venta de BOLETOS COMBINADOS, a precios más accesibles, por un periodo menor de estadía y con residencia en hoteles de inferior estatus.

El enorme despliegue de la Asociación de Propaganda y Fomento, dejo su impronta en Mar del Plata. ¿Cuáles fueron sus objetivos? Clara y expresamente abrir el balneario a nuevos contingentes. Democratizarlo, convertir el “veraneo” en “turismo”, entendiendo al primero como “practicado preferentemente y casi exclusivamente por las familias y los hombres de holgados recursos”. La entidad utilizó los instrumentos más modernos para la propaganda y publicidad de la época: se propiciaron películas documentales, noticieros, espacios de radios, en revistas, guías y se puso a disposición del publico copiosa folletería de difusión. Fueron fijados afiches en las principales ciudades argentinas y latinoamericanas, publicando anualmente una Guía del Turista y editando tarjetas postales, folletos y mapas. Los más importantes diarios argentinos tuvieron su corresponsalía en el balneario.

El paisaje urbano también sufrió modificaciones: junto a los chalets de piedra se diseñaron y parquizaron plazas y parques (el San Martín), se urbanizó Playa Bristol y Grande y en lugar de la afrancesada Rambla Bristol se construyó el monumental complejo Casino. Los hábitos estivales también se trastocaron: con la inauguración de la Ruta Nº 2 (1938) se comenzó a arribar en automóvil y en ómnibus, y algunos miembros de aquella elite iniciaron la larga marcha hacia el sur instalándose en las playas Chicas y Grande. En los sociales de Caras y Caretas (1930), se elevaban las protestas:

“…ya no se hace, ni es posible hacer vida mundana en nuestro Biarritz, porque la avalancha de elementos nuevos todo lo invade y que, por consiguiente, la créme de la créme debe constreñirse a reuniones estrictamente limitadas al circulo familiar, para no correr el riesgo de contaminarse…”

Fuente:Google

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Beto permalink
    28 marzo, 2010 13:43

    Recordemos que un importante impulso fue el hecho que durante el gobierno de Perón se otorgaron vacaciones pagas en forma general, a todo el mundo. Y que esos obreros iban a hoteles sindicales. Cierto, antes era sólo para los ricos que podían pagarlo. Saludos,

    • Luna permalink
      28 marzo, 2010 16:38

      Asi es Beto. Gracias por tu pasarte por aqui….

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: