Saltar al contenido

Revelaron que eran aborígenes los primeros habitantes de esta zona

30 marzo, 2010

Arqueólogos de la facultad de Ciencias Naturales y Exactas y el Museo de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) determinaron en una investigación que aborígenes nómades de la llanura pampeana fueron los primeros habitantes de la zona donde está emplazada Mar del Plata, informó esa casa de altos estudios.

La investigación estuvo a cargo del doctor en Ciencias Naturales Mariano Bonomo, quien durante seis años realizó excavaciones en la costa bonaerense. Determinó el investigador que “hace unos 1.500 años, mucho antes de que Mar del Plata adquiriera status de ciudad, grupos aborígenes provenientes de la llanura pampeana visitaron sus playas y establecieron allí campamentos temporarios”.

El estudio del grupo de arqueólogos de la UNLP reveló que “la presencia de actividad humana en la zona costera fue detectada en investigaciones anteriores”, pero las últimas misiones arqueológicas en 1940 “no determinaron con exactitud si se trataba de los mismos habitantes de la llanura”.

“Tuvieron que pasar casi 70 años para que los especialistas de la UNLP pudieran develar el misterio acerca del origen de los primeros marplatenses”, destacó la universidad.

Esa incógnita guió la investigación de Bonomo, quien explicó que “desde 1940 el litoral marítimo pampeano había quedado relegado para la arqueología, ya que todos los estudios se centraron en la sierra y la llanura”.

“Hasta hoy era muy poco lo que se sabía de esos habitantes, de su procedencia y de la antigüedad de los asentamientos. Lo que yo buscaba era obtener nuevas evidencias y certezas sobre estas cuestiones”, comentó el joven arqueólogo.

Si bien relevaron unos 300 kilómetros de costa desde Mar del Plata hasta Tres Arroyos, uno de los yacimientos arqueológicos más ricos fue encontrado en la zona del Faro de Punta Mogotes, en las inmediaciones del arroyo Corrientes, donde está ubicado el actual complejo balneario “Waikiki”.

Según el estudio “allí fueron descubiertos innumerables restos de lobos marinos, lo que permitió establecer, junto con el hallazgo de armas de caza, que aquellos aborígenes explotaron las colonias de lobos marinos para su alimentación”.

Uno de los rasgos curiosos de la investigación es que se logró demostrar que, pese a establecer sus campamentos en las cercanías del mar, los aborígenes no practicaban la pesca y que la base de su dieta era, al igual que en la mayoría de los grupos de la llanura pampeana, la carne de guanaco.

“Además, se dedicaban a la recolección de frutos, pero se arribó a la conclusión de que no practicaban la agricultura”, señaló la investigación para destacar que “estos aborígenes nómades se movían en una franja costera de 300 kilómetros y establecían campamentos en grupos pequeños -de unas pocas familias- compuestos por no más de cien personas”.

Bonomo destacó el intento de “reconstruir la historia, el pasado y la forma de vida de nuestros antiguos habitantes” y agregó que “para ello, cada pieza arqueológica, cada resto orgánico, cada elemento o rastro de vida humana se transforma en una pista que nos permite elaborar teorías y dar respuestas”.
Fuente:Oscar Lardizábal.
LA CAPITAL-NUESTRA HISTORIA

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: