Saltar al contenido

Un Grande de la Ciudad

13 mayo, 2010

Mar del Plata: Canal 26 lo pidió y Carlitos Balá será Visitante Ilustre
El querido humorista será condecorado por el Concejo Deliberante de La Feliz, que escuchó la iniciativa del medio para honrar al hombre que hizo reír a generaciones.

Carlos Balá será declarado “Visitante Ilustre” en Mar del Plata. La buena noticia, respuesta a la iniciativa de Canal 26, fue dada por Marcelo Artime, presidente del Concejo Deliberante de La Feliz.

“Fue una propuesta absolutamente acertada y el Concejo Deliberante hace reconocimientos en base a propuestas que hay en distintos sectores y realmente lo de Carlos Balá es un símbolo”, dijo Artime.

Luego, agregó: “Es un símbolo de cuando nuestra generación se divertía muy sanamente, humor ingenio que le hizo muy bien a millones de chicos. Y a sabiendo a través de ustedes que es una persona que hace 50 años veranea en Mar del Plata, el día 19 de febrero en la sesión va a ser aprobado este reconocimiento a Carlos Balá como Visitante Ilustre de la Ciudad de Mar del Plata y en la semana siguiente pactaremos el día con él para invitarlo al recinto a recibir este premio. Sería muy bueno que estén ustedes que fueron protagonistas de este reconocimiento”.

“Ustedes han promovido un acto de justicia”, sentenció Artime a Canal 26 y a la iniciativa hecha en “El Diario del Sábado” por Eduardo Serenellini.

El Gran Carlitos Balá recibirá un premio homenaje en vida a los 84 años, luego de hacer reír a generaciones con su humor sano, con cada frase que impuso en la televisión como “qué gusto tiene la sal”, “sucutrule” y “ea-ea pe-pe”, además de aquel chupetómetro que recibió los chupetes de cientos de chicos argentinos.

Salud, Carlitos, llegó el homenaje en vida… y muy bien merecido.

Carlitos Balá: “Dios me dio un don, hacer reír y soy una mala costumbre”

Humilde, sincero y vigente. El hombre que hizo reír a generaciones sigue haciendo de las suyas en Mar del Plata. Ver videos.
Video – Video – Video
Carlitos Balá exclusivo en Canal 26.
# Imprimir
# Enviar a un amigo
# Aumentar – Reducir tipografía

“Aquí llegó Balá, Balá, Balá…”. Y llegó para una nota exclusiva con Canal 26 donde no faltaron el humor, las sonrisas y los gestitos de idea de este hombre que a los 84 años sigue haciendo de las suyas.

Desde el Balneario ubicado en Costa Galana, Playa Grande, Carlitos Balá respondió todas las preguntas y repartió fotos, besos y abrazos entre los concurrentes, en su mayoría grandes. Aquellos que lo vieron hace años que fueron a verlo junto a los más chiquitos, que sin conocerlo, cayeron ante su encanto de siempre. “Van 55 años que vengo a Mar del Plata, trabajando o no. Este año vine a descansar, pero no descarto si me llaman de la oficina”, dice.

-¿De qué manera descansas?, si te paran para sacarte fotos, para pedirte autógrafos…

-No es descanso, para mí es una vitamina perpetua. Me encanta. Cuando voy a otro país y veo que no me conocen, me da tristeza, como que me falta algo y es el cariño de la gente, que mal me acostumbró.

-¿Te han propuesto volver a la tele?

-Debe ser que la gente está comiendo mucho cerdo y prefieren esos espectáculos. Con 84 años no puedo hacer cualquier cosa y hacerme mala sangre porque soy un tipo que busca la perfección. Es mi vocación hacer reír.

-¿Y tu relación con los chicos que no te vieron nunca?

-Creo que Dios me dio un don, no sé si lo supe aprovechar.

Siempre está firmando autógrafos y sacándose fotos con sus admiradores. “Es lindo que te quieran, eso que lo sepan los políticos”, asegura.

En uno de los momentos de la entrevista, Carlitos narró el momento en que se conoció con Eduardo Serenellini: “Me estaba haciendo un reportaje y entró él, dejé el reportaje para saludarlo, lo conocía de verlo”. El periodista pidió que se reconozca como “Ciudadano Ilustre” al hombre que hizo reír a generaciones.

-¿Estás en Mar del Plata con tu familia?

-Sí. Estamos hace más de un mes con mi familia. Gracias a Dios, poder pasarla en Mar del Plata. Nunca vi tanta gente, tantos autos acá en 50 años que vengo. Eso es lindo. Yo amo Mar del Plata, he dejado de hacer Córdoba para venir acá.

-¿Cómo ves a los chiquitos, hoy?

-El papá es el promotor, ‘éste es el que me hacía reír a mí’ y el pibe me mira como sapo de otro pozo. Me mira la mano, le hago un resoplido y dice ‘¿cómo lo hace, cómo lo hace usted?’. Le digo ‘sí te explico me quedo sin trabajo yo’.

-¿Julián Weich instaló el chupetómetro?

-Sí, con la condición de que aparezca que soy el creador… o el inventor, es una manera de decir. Fui el iniciador.

-¿Y la historia del fabricante de chupetes?

-Un día suena el teléfono en casa y me dicen ‘yo soy fabricante de chupetes, usted es el que dice en televisión que el chico deje el chupete al año y medio?’. Dije ‘sí, lo digo no porque se me antoje sino porque lo he consultado con médicos y especialistas’… Me dijo ‘le propongo que si usted dice que se use hasta los dos años, yo me gano medio año más de venta’. Le respondí: ‘¿usted tiene hijos, nietos? cómo me dice eso sabiendo de que el chupete les puede hundir el paladar, les hace crecer los dientes torciditos?’…Me dijo ‘negocios son negocios, le dejo mi inquietud’. Le dije ‘no me deje nada’ y le corté.

Carlitos, que apareció en la nota con el gorro Piluso “bien marinero, por el sol”, dijo que es conciente de que es una de las figuras más queridas por la gente. “Sé que me quiere mucha gente y eso es mucho. No creo que me quieran todos, pero Chaplin. Que puedo pretender yo, que al lado de Carlos Chaplin soy una hormiguita”.

-¿Qué show hacés?

-Un unipersonal, con todos los personajes que hago yo.

-¿Cuántas películas hiciste?

-Hice 14 películas, no hice más porque estaba mucho tiempo en la televisión.

-¿Comó surgió el ‘sucutrule’?

-Vine a ser un insulto de salón. En vez de decir alguna barbaridad, hacer el sucutrule cuando está de espalda.

-¿Comó surgió ‘qué gusto tiene la sal’?

-Estaba en Mar del Plata, mirando las olas y decía ‘qué gusto tendrá el mar salado y un pibe venía acercándose por la arena, no entendía lo que yo decía y oye que yo digo ‘¿qué gusto tiene la sal?’ y dice ‘¿qué gusto va a tener Balá? Salado’ y salió corriendo creyendo que me había ofendido.

-¿Y el ea-ea pe-pe?

-El ea-ea pe-pe era un señor sordomudo de Rosario que para él pregonar los diarios era ea-ea pe-pe era lo único que podía decir. Yo salía al balcón, le movía los brazos para llamar su atención y le decía ‘con vos no se puede dormir, querido, hablá más bajo’ y él me decía que yo era el loco del flequillo… año ’56, ’57.

-El público te quiere, porque quiere que su ídolo sea eterno.

-Soy una mala costumbre… He hecho reír en hospitales, en institutos de ciegos. A mí me encanta hacer reír.

Fuente:
http://www.26noticias.com.ar/carlitos-bala-dios-me-dio-un-don-hacer-reir-y-soy-una-mala-costumbre-103912.html

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: