Saltar al contenido

Mar del Plata: el día que las olas se llenaron de bebes

11 agosto, 2010

VERANO 2006 : 50 NENES DE CUATRO MESES A TRES AÑOS SE ZAMBULLERON CON SUS PADRES

Un experto español organizó en Punta Mogotes una insólita actividad terapéutica.
Guillermo Villarreal. MAR DEL PLATA. CORRESPONSAL
mardelplata@clarin.com


¡AL AGUA, PATITOS! ADEMAS DE PERDERLE EL MIEDO AL MAR, LOS NENES SE DIVIRTIERON CON SUS PADRES. (Foto: Fabián Gastiarena)
Dócil, Hernán está listo para su primera inmersión en en mar, curiosamente apacible como una piscina. Tiene poco más de un año y es uno de los cincuenta bebés que ayer fueron los protagonistas de una inédita experiencia terapéutica en la costa de Mar del Plata. Un fisioterapeuta lo tiene en brazos a Hernán, lo acerca poco a poco al agua y, de pronto, lo sumerge. El resultado se evidencia en la cara del bebé: sonríe, señala hacía abajo y pide más.

“¡Le gustó, le gustó!”, celebra la mamá. Y ahora lo intenta ella. La playa del balneario Marbella, cerca del Faro de Punta Mogotes, se pobló de bebés de 4 meses hasta nenes de 3 años. En la calurosa mañana de ayer, el fisioterapeuta español Raúl Más Julián, luego de charlar con los papás, y de familiarizarse con los chicos, los metió al mar y fue sumergiéndolos uno a uno. Hasta los más temerosos quedaron satisfechos con el baño de mar.

En realidad, según explica Más Julián, los resultados son otros: dice que al profundizar la relación de los bebés con el mar se consigue fortalecer su sistema inmunológico, aumentar la capacidad pulmonar, normaliza el sueño y potenciar la creatividad. Y aclara que no se trata de matronatación, sino de “water therapy” (terapia en el agua).

Cada movimiento fue seguido de cerca por el equipo de guardavidas de las playa del sur, que dirige Diego Sánchez Cabezudo. También estuvo el escribano Mariano Sánchez, para certificar la cantidad de bebés que ingresaron al agua, ya que la actividad podría ser publicada en el libro Guinness de los récords. Más Julián ya tiene uno registrado, en España, cuando en la playa El Médano trabajó con 65 criaturas. Pero ayer trataba de superar el récord de apneas, según dijo el escribano. Esta técnica consiste en trabajar con el bebé bajo el agua. “Los chicos, luego de algunas sesiones, están más cordiales con los padres en el agua, y aumentan su autoestima, percepción y seguridad vital. Hay un cambio en su madurez”, explicó.

Algunos “bucearon” por primera vez en el mar. Natalia, de 14 meses, que unos minutos después de la inmersión se quedó dormida en brazos, hasta ahora sólo se animaba a jugar en la orilla. “Les tenía miedo a las olas, pero se relajó enseguida. Le gustó mucho”, decía Federico, su papá. Para contrarrestar la opinión de algunos que se acercaron a la playa, Más Julián explicó que “a los bebés, que pueden flotar, se les cierra la glotis al detectar agua en la garganta. No tragan agua”.

Después de cada inmersión, los papás alentaban a los nenes: desde la orilla, llegaba el aplauso de la gente cada vez que los bebés asomaban la cabeza entre las mansas olas. Más Julián contó que repetirá la experiencia, ya que trabaja en el proyecto de creación de una fundación para asistir a chicos con discapacidades.

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: